La evolución de la consultoría de los negocios

La evolución de la consultoría de los negocios ha llevado a esta especialidad a diversificarse de las maneras más amplias, cubriendo los expertos en Consultoría de negocios todas las áreas posibles de experticia y especialidad. Así, se dividen en ramas como la Consultoría de ingeniería de procesos de negocios, cuyas proporciones y sistematizaciones variadas van desde microempresas hasta compañías visionarias.

Pues la reingeniería de la estructura y procesos de una compañía requiere de los saberes de un asesor experto en las prácticas de la industria, requisitos legales, reglamentos, gestión de empleados y apto para agilizar los recursos hacia una empresa externa mediante contratos (outsourcing). A la vez, resulta un campo subdividido en Consultoría de Impuestos (enfocada en los derechos de comercialización y planes de negocios: un asesor fiscal aconseja sobre los métodos legales para pagar la menor cantidad de dinero posible) y Consultoría de gestión de nómina (especializada en elaborar métodos numéricos, calculando la nómina de manera exacta y sin errores, gestando patrones de alta calidad y seguridad, además de proteger la información interna de la empresa). La Consultoría de marketing y ventas, por su parte, engloba la Consultoría de publicidad, la Consultoría de comunicaciones y la Consultoría en servicios editoriales.