Libros para ir al baño

Todos tenemos una lista de libros para ir al baño que un día trasladaremos al cuarto si nos viéramos en la necesidad de utilizar una silla con orinal. Se dice que el famoso escritoe Ernet Hemingway tenía en cada baño al que iba una mini biblioteca y que este después de su oficina era su lugar favorito. Yo los conozco como el Nobel de literatura norteamericano que tienen varias listas de libros, lo mismo que para ir al baño, que para salir de vacaciones o para leer cada noche.

También estás aquellos fieles lectores que prefieren casarse con un solo libro hasta que lo termine, por lo que el ejemplar conoce todos los rincones de la casa según va avanzando la trama.

Hay aquellos que son más revisteros y para los que el baño se convierte el momento de leer artículos que bien pueden estar en un rango aceptablemente literario o no pues prefieren la lectura de los tabloides rosas.

No poco promotores de la lectura o psicólogos, incluso hasta curas, le han aconsejado a los padres que si quieren que sus hijos lea, dejen en el baño el volumen que les interese capte la atención de sus hijos, pues muchos piensan que el éxito en esa pieza de la  casa está garantizado.silla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *